Las series de la televisión actual y decadas pasadas

Todos sus personajes, capítulos y temporadas de tus series favoritas

Lobos de Arga (HBO Latino)

Esta es la temporada en que todas las criaturas sobrenaturales salir a jugar. HBO Latino se va a los lobos con una nueva serie exclusiva de Lobos de Arga (game of Werewolves)

Lobos de Arga (game of Werewolves) es una serie producida en España que cuenta la historia de un pueblo aislado de Arga en Galicia, España, donde la malvada marquesa de Mariño esta una vez al poder.

Una terrible maldición fue puesta sobre su hijo, convirtiéndole en un hombre lobo. 100 años después, cuando el único descendiente de la familia, un escritor no muy exitoso llamado Tomás (Gorka Otxoa), regresa al pueblo para ser nombrado hijo adoptivo. No pasó mucho tiempo antes de que él se descubre la verdadera razón por la gente del pueblo lo quería era que regresara para acabar con el reinado del hombre lobo.

Lobos de Arga (game of Werewolves) fue escrita y dirigida por Juan Martínez Moreno y producida por Telespan 2000. Fue lanzado en España en julio de 2012.

Varias películas de lo sobrenatural también están llegando a HBO Latino, incluyendo Rise of the Planet of the Apes y Cowboys vs Aliens, así como una variedad de la serie original de HBO. Esas películas y series producidas en Inglés será doblada al español.

“Lobos de Arga” es una propuesta de humor absurdo en una historia de maldiciones surrealista. Se pasa un buen rato porque sabe lo que es y no pretende ser otra cosa. Irregular y algo televisiva, pero es entretenida y cumple el objetivo.

Gorka Otxoa es el protagonista pero el reparto de secundarios encabezado por Carlos Areces y Secun de la Rosa se lleva toda la atención del público junto a Luis Zahera y Mabel Rivera que también están bien. Lo malo es que ni da risa ni da miedo porque no sabe de que lado decantarse. Mucho gag prefabricado.

1910, en Arga, un pequeño pueblo de Galicia, una terrible maldición cae sobre la malvada marquesa de Mariño y su hijo, convirtiéndole en hombre lobo en su décimo cumpleaños. Cien años después, Tomás Mariño, escritor fracasado y último descendiente varón de los Mariño, regresa al pueblo para ser nombrado hijo adoptivo. Tomás cuenta con la única compañía de Vito, el pequeño perro de su ex novia, que se instala con él en el viejo caserón familiar. Allí es recibido con amabilidad por su tío Evaristo, párroco y alcalde de Arga. Todo parece indicar que Tomás ha encontrado el lugar ideal donde poder concentrarse y escribir su segundo drama existencial, pero las cosas no son lo que parecen: En realidad los vecinos piensan sacrificarle en una oscura ceremonia, que debe ser llevada a cabo por los habitantes de Arga cien años después de la maldición, para así poder acabar con el reinado de terror del hombre lobo que lleva todo ese tiempo atenazando la región. Tomás, con la ayuda de Calisto, su viejo amigo del pueblo, su tía abuela Rosa y Mario, el sinvergüenza de su editor literario, conseguirá escapar de la primera trampa y de las garras del hombre lobo. Pero de lo que no son conscientes es que, si no se cumple el sacrificio en la fecha exacta, una segunda maldición caerá sobre Arga. Una maldición de consecuencias mucho más terribles…

Sin duda el punto más positivo de Lobos de Arga es la forma que tiene de evitar la parodia, en todo momento homenajea y muestra un gran respeto por el género de terror, en ningún momento busca hacer el chiste a partir de lo que nos está contando. Lobos de Arga trata una historia de naturaleza terrorífica y nunca trata de parecer lo que no es, la comedia nace siempre de la situación y de las reacciones de los personajes a los eventos que acontecen. Incluso la localización tiene lugar en un pueblo oculto en la España profunda y que en cierta forma, por culpa también de sus habitantes, se llega a sentir como un Puerto Hurraco gallego. Por supuesto que por momentos llega a ser hilarante con chistes como el del dedo o las ovejas pero Lobos de Arga, nunca renuncia a ser una película de género, y aunque los resultados en este campo con un guión con ciertas lagunas no es tan bueno como en lo cómico, es algo que a la película le ayuda mucho a adquirir una personalidad propia. Pero lo que sin duda alguna marca toda su personalidad ese aire intencionalmente cutre con el que la película se identifica, y la estética de esos hombres lobos que en tiempos de CGI tiran de una nostálgica conversión a base de maquillaje y disfraces tradicionales.

Podríamos definir a Lobos de Arga como una versión española de Zombis Party con licántropos, pero esto sería injusto, porque aunque la película tenga un espíritu similar al de la película de Edgar Wright tiene un sabor claramente español aunando los dos géneros más patrios de nuestra cinematografía así como a todas las historias de meigas que reinan en el litoral gallego. Ese aroma ochentero que se ha puesto ahora tan de moda como todo lo vintage le sienta que niquelado a una película radicalmente divertida y que supone uno de los mejores homenajes que se le ha hecho a un género que le debemos tanto desde aquellas películas de Jess Franco y Paul Naschy.

Sin Comentarios